Principio Hipócratico

Hipócrates “¡QUE EL ALIMENTO SEA TU MEDICINA Y TU QUE TU MEDICINA SEA TU ALIMENTO!”

La alimentación sana y equilibrada es muy importante, debemos hacer de nuestra alimentación diaria ¡un medicamento! para ello debemos consumir proteínas de buena calidad, carbohidratos sanos que no eleven la insulina, y grasas buenas que no endurezcan las membranas celulares para que no se endurezcan y produzcan triglicéridos.

Además, es necesario consumir grasa ya que de ahí nace la cascada de transformaciones bioquímicas que dan como resultados los Eicosanoides, los cuales permitirán hacer un excelente control hormonal.

Pero como sabemos lo principal es el equilibrio, ya que todo en exceso es malo.

Un exceso de proteínas supone una alteración metabólica, disminuye el PH y sobrecarga los riñones y el hígado, ya que las proteínas generan amoniaco, urea, y ácido úrico. Además la proteína animal ayuda  a la formación de cálculos renales, pues con ella se elimina mucho calcio que se depura a través  de los riñones y se queda acumulado formando las llamadas “piedras”. También las proteínas aumentan los niveles de fosforo que es uno de los principales causantes de la mala asimilación cálcica.

Por eso al comer, ten en cuenta esta regla de oro: “la cantidad de proteína es la que le quepa en la palma de la mano, del mismo grosor, para cinco horas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s